domingo, diciembre 08, 2013

Instalando Linux en una Macbook pro junto a Os X.

Este articulo es para explicar el proceso de instalación de un sistema Dual en una macbook de principios de 2011. Macbook pro de 13", con 4 Gigas de Ram, procesador Intel Core i5 y HD de 320G.

Lo explicare tal cual lo hice yo... y en el mismo orden que yo lo hice.

ADVERTENCIA: No me hago responsable por los posibles danos que pueda sufrir tu macbook. Si no sabes que es lo que haces, mejor no lo hagas. Si sigues al pie de la letra los consejos de este tutorial, no pasara nada malo. 

Antes de iniciar es recomendable hacer un Backup de tus datos. (Uno nunca sabe que puede salir mal)

Bueno, tratare de explicar todo con lujo de detalles y de forma sencilla.

Todos sabemos lo buenas que son a nivel de hardware las Macbooks y en general los productos de apple. Por eso de antemano de digo que con una macbook, imac, macbook air, tu distro de linux no volara, sino que ira a la velocidad de la Luz!. También pasa con windows. Y no es de extrañar, todo el mundo sabe la calidad con la que Apple desarrolla su hardware.

Al grano.




Particionado:






Antes de iniciar todo, sera necesario matarnos la cabeza con nuestra tabla de particiones, puedes crearlas con el live cd de ubuntu y el particionardor que sale en la instalación de ubuntu, creo que es gparted, si estoy equivocado me disculpo, solo que no le he prestado atención, por que para el novato las particiones siguen siendo un dolor de cabeza con ese software.


Yo les recomiendo la utilidad de discos (DISK UTILITY) que trae por defecto Os X, pero hay que entrar en modo recuperación para particionar de una manera mas cómoda.

Reinicia el Mac y mantén pulsado el atajo de teclado Comando + tecla R para acceder a la partición de recuperación.

Selecciona la utilidad de discos y haz el particionado. Teniendo en cuenta lo siguiente:

Debemos hacer 3 particiones:

1. Una Partición grande donde se alojara nuestro linux.
2. Un área de intercambio o Swap, que toda distro necesita, y dependerá de tu RAM... A continuación mis recomendaciones.


  • En Computadores con menos de 1 GB en RAM utilizar la misma cantidad que tengamos de RAM como  SWAP (recordad que 1GB son 1024MB).
  • En computadores que tengan entre 2GB y 4GB de RAM, utilizar la mitad de SWAP, por ejemplo, si tiene 4GB de RAM, utilizad 2GB (2048MB) para la SWAP.
  • Para computadores con más de 4 GB en RAM se puede dejar la SWAP con un tamaño de 2048MB, no necesitan más.
3.  Una partición de 1MB que el instalador de Ubuntu Linux pedirá. Esto para el MBR.


Consejo: Dale a cada partición un nombre, ya que esto permitirá identificarlas con mayor facilidad durante el proceso de instalación de Ubuntu Linux. Esto con el fin de no cometer errores tontos, como instalar linux en la partición de OS X y con esto echar todo a perder.



Nota: Con la utilidad de discos solo haremos el particionado, No daremos ni formato, ni mas nada a las particiones, por que la utilidad de discos de OS X no permite usar etx4, ni swap, ni nada.

Instalando Ubuntu Gnu Linux.


Una vez hechas las particiones, reiniciamos con el live cd de ubuntu, para esto, solo presionamos la tecla C desde el arranque de la Macbook y listo... Seleccionamos la opción INSTALAR UBUNTU... Cuando nos pregunte sobre las tablas de particiones escogemos a la ultima opción, la que nos permite hacer el proceso manualmente.

Allí aparecerán las 3 particiones que creamos (Si les colocaste nombre a cada una, las identificaras de una manera mucho mucho mas fácil y mejor).

Una partición con Ext4 y punto de montaje: / (Primaria), esto donde se alojara nuestro sistema de fichero de linux ubuntu.

Una particion de intercambio -logica (no primaria)- con el punto de montaje SWAP

Y una particion de 1MB para anclar el MBR (Grub). En fin... solo esto necesitas, los tamaños de la particion Ext4 es la que quieras, pero ten en cuenta que alli se alojara el sistema operativo linux, para swap dependiendo de la ram que tengas, yo tengo una swap de 4g por que tengo ram de 4g. (Anteriormente ya di mis recomendaciones).


Una vez seleccionadas las particiones para instalar linux, la swap, y la de 1MB para MBR, continuamos el proceso de instalación de ubuntu... Una vez finalizado, ya tendremos el ubuntu instalado en el macbook pro. 


Cuando finalices la instalación de ubuntu linux, reinicias el computador y notaras que no te dará a escoger entre tu os x o tu ubuntu linux para iniciar, NO TE ASUSTES!, parecerá como si no hubieras instalado Linux nunca, el simplemente entrara a Os x, aparecera la manzanita cargando...

Para solucionar esto, una vez estemos en nuestro Os X, debemos descargar una aplicación que detectara nuestro linux instalado en el computador y nuestro Os x y nos permitirá escoger que sistema operativo queremos usar cuando prendamos el Macbook. 


Como las macbook no poseen una "Bios" a la que estamos acostumbrados y entra de "una" cuando lo prendes a tu sistema operativo Os X. Lo primero sera descargar rEFIT, simplemente es un efi boot con menu para nuestro mac.

DESCARGA REFIT ACA! 

Descargamos en nuestro macbook la opción: rEFIt 0.14 (6.5M Mac disk image)

Eso descargara un archivo o fichero con extensión .dmg

Lo instalamos y listo. 

Reiniciamos nuestro Macbook y nos deberá salir algo como esto:





Y listo, probamos ambos sistemas operativos. 

Nota: La mayoría de personas instala primero rEFIT antes de instalar Linux. Yo lo hice después, en este caso, he demostrado que el orden de los factores no altera el producto.  Creo por experiencia, es mejor dejar rEFIT para lo ultimo, para que el mismo detecte cada partición que tengamos en el macbook despues de instalar linux y no antes.

Si no te sale refit después de instalarlo desde Os x cuando reinicias -como me paso a mi-, simplemente reinicia de nuevo y deberá salir. Quizás en el primer reinicio no apareció refit por que algo en Os x -algun proceso- interfirió con su funcionamiento... Esto se soluciona reiniciando de nuevo, al segundo reinicio desde Os X, ya debería aparecer... Si sigue sin funcionar refit cuando reinicies, simplemente reinicia manteniendo presionada la tecla: Alt -option- en la macbook. Y Wala!!, te deberá aparecer algo en pantalla como la imagen de arriba, es de mi macbook.

Espero les sirva esta guía. Saludos.

Shmuel Arieh Vargas
@arieh
http://arihack.blogspot.com


sábado, diciembre 07, 2013

IDE de pyhton en linux.

Instalando IDE (Interfaz de Desarrollo) para python en linux (Distros hijas de debian)...

Con el siguiente comando se instala Geany desde los repositorios:
~$ sudo apt-get install geany

Si no, puedes ir directamente a la web de Geany.

http://www.geany.org/

Luego procedemos a descargar el modulo que nos permitira programar en python desde la gui de geany. Para eso descargamos el modulo desde este enlace: http://download.geany.org/contrib/python_snippets.conf

Despues copiamos el modulo al dorectorio de configuracion de geany que esta en

/home/usuario/.config/geany
o a veces hay que crearlo manualmente en el directorio home. Revisa si ya esta o si debes crearlo como directorio OCULTO.

/home/usuario/geany y ahi copias el modulo de python descargado.

Comando para crear direcotorio oculto (obviamente estando detro del directorio usuario dentro del home)... para saber donde estas ubicado, usa el comando pwd.

~$ sudo mkdir .geany

y listo... cuando entres a geany podras crear un archivo .py

Saludos.

jueves, noviembre 21, 2013

Wallpaper

Me ha encantado este wallpaper para mi iphone. Lo comparto con uds.


Esa es la imagen original. Feliz noche.


jueves, noviembre 14, 2013

Por que no creo en este tipo de farsantes.


Antes de que lean esto... quiero decir o declarar que yo soy un firme creyente del fenómeno ovni, para mi no es un fenómeno, es un hecho real y autentico. No estamos solos en el universo, de eso estoy seguro, seria muy ridículo, muy estúpido afirmar que somos los únicos seres inteligentes habitando el cosmos y su inmensidad. No somos el centro del universo, y así como nosotros, pueden haber miles, quizás millones de civilizaciones mas avanzadas que la de nosotros, viviendo. Hay vida en otros mundos y no solo a nivel microscópico.

Pero por personas como estas, es que el tema de la ufología sigue siendo un "fenómeno", donde se mezcla un tema que debería ser única y exclusivamente científico con temas esotéricos y de la pseudo ciencia, como lo son  la nueva era, esoterismo, ocultismo, Religión  demonologia, etc. Ellos incluso han creado sectas de culto a ovnis. Y claro, no podía faltar el de las conspiraciones del tipo "los reptilianos dominan el mundo". Creo que por las personas que quiere lucrarse vendiendo todos estos temas fantasmagóricos a las personas, es que se ha ridiculizado un tema, científico en toda potencia.


Las evidencias están en el cielo, en el tiempo donde todo el mundo tiene una cámara a la mano, salen vídeos inéditos y que los científicos no pueden explicar, vale la pena decir que el 80% de las posibles evidencias que se presentar para defender el asunto ufológico Y la existencia de estos seres de otras civilizaciones son falsas, puro photoshop, efectos por computador, fakes por doquier a la vuelta de la esquina. Pero el 20% restante son evidencias reales y contundentes.


Acá un ejemplo de ese 80%.




Este tipo - el del video - desde mi humilde opinión es un fraude. Es igual a sixto paz. Cuentan sus testimonios de memoria, ya saben que decir y como hacerlo para que suene convincente, para de esta manera contrarrestar, evitar o disminuir las contradicciones al haber estudiado de ante mano su libreto, el que siempre le dicen a la gente. En un caso verdadero, un testigo por mas improvisado que hable del tema, nunca se va a contradecir por que dira lo que ocurrió, si el caso es verdadero no tendrá que decir nada de memoria, por que no tendrá miedo de contradecirse al contar algo verdadero. 




Otro punto a tener en cuenta es que los supuestos "contactados", SE DEDICAN A VIVIR O VIVEN DE LOS GANADO de sus conferencias, venta de libros, hacen de sus "falsas historias" un estilo de vida, una manera de llevar el pan a sus casas, parecido a los religiosos de ciertos movimientos. Yo se que un pasaje de avión cuesta, que la alquilada de un salón en un hotel cuesta, esos son gastos normales, lógicos. Pero ellos no se dedican a otra cosa que no sea vivir de sus conferencias, libros, etc. Solo es eso, desde mi humilde opinión toda esta temática es una oportunidad de negocio, como sucede con la religión. Solo que en vez de Dios y los ángeles y la salvación de tu alma, se habla es de Conspiraciones, extraterrestres y naves espaciales. Alguna prueba de que lo que cuentas es verdadero?. Ninguna. Ellos hablan de las supuestas experiencias del grupo Rama en perú, y no hay fotos ni evidencia de los portales dimensionales que se abrieron al frente de ellos, ni de las naves que vieron, desafortunadamente, las camaras por el "magnetismo" y Radiacion de las naves, dejan de funcionar!, See claro!.

Mejor que un video nos demuestre lo que trato de decir. IMPRESIONANTE! QUE MEMORIA , Adelantar a Min 2:11.




Con eso se contradicen totalmente. Por que?, por que la motivación para mentir no es lo que esos "seres" supuestamente le dicen, sino todo lo contrario, la motivación es simplemente el dinero que ganan de todo lo que hablan, venden y el marketing que crean alrededor el fenómeno ovni. Deben ganarse la vida de alguna manera, en este caso inventando historias de contacto para ser admirados, aclamados y poder tener credibilidad ante la gente.


Sixto Paz falla ante el detector de mentiras. Nunca estuvo en Ganimides. Y se inventa su version de por que fallo en el detector. Le echa la culpa a los gringos de su falla con el detector, que facil es inventarse una conspiración sobre todo en estos temas. 




  

No es mas por ahora, saquen sus propias conclusiones, como estas personas hay muchas mas inventando historias de este tipo y lucrando con libros, vídeos  conferencias, etc.  

domingo, noviembre 03, 2013

BBM es Necesario?

Por que descubrí que el BBM no es innecesario. (Breve Opinion)

Muchos critican en las redes sociales la decision de las personas con Smartphones de gama media y alta corriendo android o iOS7 de descargar la aplicación BBM. Que ya para que?, que si hay Line y whatsapp para que otra mas?, que pura pantalla. Parte de esta critica la considero lógica y coherente, yo mismo la postule recién salida la aplicación y con muchas mas ganas cuando RIM me metió en la dichosa lista de espera para poder obtenerla gratis. Pero este tipo de critica no esta viendo el panorama completo, desde mi humilde opinión.

Una cosa es el Blackberry y sus componentes de Hardware y el BBM -la aplicación- la cual es un componente de Software. Una de las -Varias- razones por las cuales BBM a seguido adelante como APLICACION es por que sabemos si la persona leyó o no lego el mensaje. No en vano se descargaron 20millones de BBM en dispositivos Android y iOS móviles la primera semana de su lanzamiento para dispositivos.

Aun hay mucha gente con Blackberry que siente y nota un bajo rendimiento en su celular al descargar una aplicación como WhatsApp o line, ya que sus blackberrys se están quedando obsoletos a nivel de hardware y optan por comunicarse solo a través del pin, entonces la única manera de hablar eficientemente con ellos, gratis, es a través del pin.

Ahora imagina que tienes un negocio y debes acaparar el mayor numero de gente o hacer saber a la gente que no esta usando whatsapp ni line que tu negocio existe (Publicidad), como lo haces?... Esa gente solo esta usando el BBM por la razón mas importante antes mencionada... Sencillamente lo haces con el pin. En mi iphone 4s, Aun me llegan cadenas de publicidad de la gente que tiene negocio y es gente que no esta usando ni whatsapp ni line o parecido.

Así que de una u otra manera, el pin durara mas tiempo.

Aun hay errores o BUGS como se les llama en el mundo de la programación que necesitan ser corregidos, pero la aplicación corre decentemente y es funcional.

viernes, octubre 18, 2013

La Humanidad de los animales.


Los seres humanos nos creíamos el centro de atención (Aun nos creemos), los únicos con capacidad para razonar, comprender, comunicarnos, nada mas lejos de la realidad, los demás animales también lo pueden hacer... Ya ni siquiera podemos decir que nos diferenciamos del resto de animales en que tenemos conciencia, por que ellos también poseen una... Ellos deben ser tratados con igualdad de derechos. Se les debe respetar su vida en todo sentido. Los últimos descubrimientos de la ciencia demuestra el por que.

* La ciencia ortodoxa al fin reconoce la conciencia en animales.

martes, octubre 08, 2013

Toda la Tontería "mistica" en estos temas se va a la Basura.


Así se mueve el ouija o el juego de la copa.



El indicador o master del ouija y las varitas de radiestesia son apenas dos ejemplos de objetos místicos que parecen moverse solos, cuando realmente los están moviendo las personas que están en contacto con ellos.

El verdadero misterio no es la conexión con el mundo espiritual sino cómo podemos generar movimientos sin darnos cuenta de que los estamos haciendo.

El fenómeno se llama efecto ideomotor y se puede experimentar colgando un pequeño peso -como un botón o un anillo- de una cuerda, idealmente de no más que 30 centímetros de largo.

Al tomar una punta de la cuerda con una mano y estirar el brazo hacia el frente, tratando de mantenerlo completamente quieto de manera que el peso cuelgue sin obstáculos, éste empezará a girar, formando círculos pequeños.

La respuesta

Si quien lo está haciendo se hace una pregunta, cualquier pregunta, y decide que si el peso gira en un sentido de las manecillas del reloj significa "sí" y en el otro "no", a pesar de que se esfuerce por quedarse quieto, el peso empezará a girar para responder la pregunta.

¿Magia? Sólo la magia común cotidiana que es la conciencia. No se trata de una fuerza sobrenatural, sino de movimientos diminutos que la persona está haciendo sin darse cuenta.

La cuerda exagera esos movimientos, la inercia del peso permite que se conserven y se acumulen hasta que se expresan un movimiento de oscilación periódica.

Ese efecto es conocido como el Péndulo de Chevreul, en honor al científico francés del siglo XIX que lo investigó.

Desconfía de ti mismo

Lo que pasa con el Péndulo de Chevreul es que uno ve uno de los movimientos (el del peso) pero no "asume" el original que lo ocasiona, a pesar de que es uno mismo el que lo produce.

Ese mismo fenómeno básico explica la radiestecia -en la que pequeños movimientos de las manos hacen que la varita oscile incontroladamente-, y lo que sucede con el tablero del ouija o güija o el juego de las copas, cuando varias personas tocan una copa, master o indicador y parece moverse impulsado por fuerzas del más allá para responder preguntas escogiendo letras.

Ese efecto es también el que subyace detrás del triste caso de la "comunicación facilitada", un método que estuvo muy en boga entre quienes cuidaban a niños severamente discapacitados que creían que los podían ayudar guiando sus dedos en un teclado. Tras investigar se demostró que -inocentemente- eran los "facilitadores" quienes emitían los mensajes, no los chicos (1).

Lo interesante es lo que este fenómeno dice de la mente. El hecho de que podemos hacer movimientos sin darnos cuenta de que los estamos haciendo indica que no deberíamos confiar tanto en nuestro juicio respecto a los otros movimientos que asumimos como nuestros.

¿Lo moví o no?

El psicólogo Daniel Wegner escribió sobre lo que eso significa para la naturaleza de nuestra mente en "La ilusión de la voluntad consciente", en el que argumenta que nuestra sensación normal de ser los dueños de una acción es una ilusión o -si se quiere- una construcción (2).

Los procesos mentales que controlan directamente nuestros movimientos no están conectados a los mismos procesos que deducen qué causó qué, dice Wegner.

No se trata de una estructura mental de orden y control, como un ejército disciplinado en el que un general emite órdenes a las tropas, éstas las obedecen y el general recibe un reporte que dice: "¡Misión cumplida! La mano derecha está en acción".

La situación realmente es más parecida a un colectivo organizado, argumenta Wegner: el general puede emitir órdenes y observar qué pasa, pero nunca puede estar seguro de qué causó exactamente qué. Para saber cuándo un movimiento es uno que efectivamente hicimos, nuestra consciencia (el general en esta metáfora) tiene que aplicar otros principios.

Uno de esos principios es que esa causa tiene que ser consistente con el efecto.

Su usted piensa "voy a mover mi mano" y su mano se mueve, probablemente sentirá automáticamente que ese movimiento fue uno que usted instigó.

Pero ese principio tambalea cuando el pensamiento es distinto al efecto, como con el Péndulo de Chevreul. Si usted piensa "no estoy moviendo mi mano", será menos proclive a conectar cualquier pequeño movimiento que haga con efectos visuales tan grandes.

Eso quizás explica por qué los chicos gritan "¡yo no fui!" tras romper algo a la vista de todos. Pensaron: "le voy a dar un empujoncito" y cuando el objeto se cae de la mesa y se rompe, sienten que no es algo que ellos hicieron.

viernes, julio 05, 2013

Sobre Hamotzi de la mesa de shabat.


Algunos acostumbran a arrojar al Hamotzi (pan) hacia cada uno de los comensales. Hay quienes censuran esta costumbre ya que se considera desprecio del pan [Ben ish Jai]. Sin embargo los que si lo acostumbraron no deben abstenerse ya que tiene un motivo profundo. La mesa del Judio se compara al Mizbeaj (altar de los sacrificios del templo) y arrojar el pan es similar a la carne y la sangre que se arrojaba sobre el altar para ser consumida por el Fuego. Respecto al desprecio, todo lo que se realiza con intención positiva no se considera desprecio. - Sidur Shem tov Le iom Shabat. Pag 1057. Editorial "Shem tov".

miércoles, julio 03, 2013

Fe y Confianza.

Fe y Confianza
Por el rabino Eliezer Shemtov

Si bien la fe mueve montañas, hay muchos que ven en la fe una especie de “muleta”, un mecanismo de escape de la realidad para aquel que no la quiere enfrentar con lógica y racionalidad.

Veamos algo sobre la fe, cómo funciona, y qué rol juega en la vida del judío creyente.

Para empezar, la fe no lleva a una postura pasiva, sino todo lo contrario: el que tiene fe está aún más motivado, confiando en que sus esfuerzos se verán coronados con éxito.

Hay dos instancias muy diferentes entre sí en las cuales se recurre a la fe: 1) antes que sucedan las cosas; 2) después que suceden.

Antes que sucedan, se aplica la versión de fe denominada Bitajón, o sea “confianza” y después que suceden se aplica la Emuná o la “convicción” que es todo para bien.

Según las enseñanzas jasídicas, la propia actitud positiva genera una energía positiva y ayuda a que las cosas salgan tangiblemente positivas.

Una vez que sucedan las cosas, aunque no salgan como a uno le hubiese gustado, uno aplica la Emuná y tiene la convicción que es todo para bien, aunque no entienda cómo.

Dos historias

Encontramos en el Talmud dos historias al respecto:

Rabí Akiva solía viajar siempre con un burro (para transporte), una gallina (para despertarlo de madrugada) y un farol (para poder estudiar de noche). Un día llegó a una ciudad y quiso pasar la noche ahí. Ya habían cerrado los portones y los guardias no lo dejaron entrar. “Todo lo que D-os hace es para bien”, dijo y, sin tener alternativa, fue a descansar en el campo. Al rato vino un león y le comió al burro. “Todo lo que D-os hace es para bien”, dijo. Al rato vino un gato y le comió la gallina. “Todo lo que D-os hace es para bien”, dijo. Al rato vino un viento y le hizo caer el farol, rompiéndolo. “Todo lo que D-os hace es para bien”, dijo.

De mañana fue a la ciudad para reponer su burro, gallina y farol y se encontró con que durante la noche vinieron ladrones y asaltaron a la ciudad. Ahí se dio cuenta que todo era para su beneficio. Si lo hubiesen dejado entrar a la ciudad, hubiese sido víctima del asalto. Si hubiesen visto el farol en el campo, lo hubiesen encontrado, como también si escuchasen el burro o la gallina... Pudo entender cómo todo lo que parecía negativo, era, en realidad, para su beneficio. 

La segunda historia es del maestro de Rabí Akiva, el sabio conocido como Najum Ish Gam Zu, quiere decir Najum “el hombre de ‘también esto’”. Lo llamaban así porque siempre, ante cualquier incidente en la vida - aún los que parecían ser negativos - decía “también esto es para bien”.

Un día los líderes de la comunidad judía de Israel decidieron mandar como regalo al rey de Roma una caja de piedras preciosas. Nombraron a Najum Ish Gamzu para que encabezara la delegación. En una de las paradas, alguien les robó las piedras, sustituyéndolas por arena. Cuando los integrantes de la delegación se dieron cuenta, se armó un escándalo. ¿Qué hacer ahora? Najum Ish Gamzu los tranquilizó. “Esto también es para bien,” dijo. “Sigamos a Roma con la caja de arena.”

Al llegar al palacio, los llevaron ante el Rey. “Trajeron un regalo de parte de los judíos de Israel,” anunciaron. Abrieron la caja y al ver su contenido el Rey se enfureció.

“¡¿Se están burlando de mi?!”

Eliahu Hanaví, disfrazado de ministro, le dijo al rey: “Su Majestad, ¿cree Ud. que los judíos son tan ingenuos como para insultarlo? Seguramente no se trata de arena común y corriente. Según la tradición judía, su patriarca Avraham venció en guerra a cinco reyes y sus ejércitos. ¿Cómo lo logró? Cuando les tiraba un puñado de arena se transformó, milagrosamente, en piedras grandes y flechas. Probablemente le trajeron a su Majestad de esa arena especial...”

“Bueno, pongámosla a prueba. Llevenla al frente y pruebenla,” ordenó el Rey. Dicho y hecho. La llevaron al frente y vieron que, efectivamente, se comportaba como esa arena milagrosa.

El rey estaba tan contento que llenó la caja de piedras preciosas como agradecimiento a los judíos de Israel.

En el camino a casa contaron a todos del milagro que les sucedió. El ladrón, al escuchar la historia pensó: “Wow! Yo sé de dónde viene esa arena. Le llevaré al Rey carros enteros. Seguramente me compensará mucho más que lo que dio por una mera cajita...”

Llegó a Roma con carros de arena y al probarla y ver que era nada más que arena común y corriente, le dieron lo que merecía...

Las dos historias nos muestran ejemplos de dos niveles diferentes de fe. En el primer caso, la fe ayudó a aceptar la realidad y confiar que era para bien. En el segundo caso la fe transformó el “mal” en “bien”. ¿Qué hubiese pasado si no les hubiesen robado las piedras preciosas? ¿Al Rey le faltan piedras preciosas? La convicción indomitable de Najum Ish Gam Zu logró transformar una situación naturalmente negativa en algo milagrosamente positivo.

Como dijeron nuestros Rebes: Trajt Gut, Vet zain Gut; Piensa bien y será bien.

La alegría

Una de las características muy entrelazadas con la fe es la alegría. La fe produce alegría y también la alegría provoca y fortifica la fe.

Cuentan de dos hermanos, Jasidim, que fueron encarcelados en la época del Zar. Resulta que en la celda había un balde destinado a las necesidades de los reclusos y está prohibido recitar las plegarias en dicho ambiente.

Uno de los hermanos se puso muy triste al no poder rezar. El otro se puso muy contento. “Mira,” dijo a su hermano, “el mismo D-os que quiere que recemos, quiere que no recemos en estas condiciones. Resulta, entonces, ¡que al no rezar estamos cumpliendo con su voluntad! 

Al darse cuenta de que descubrieron que las condiciones adversas les dieron una oportunidad de servir a D-os aunque sea de otra manera que lo usual, empezaron a cantar y bailar con alegría. La gente miraba con asombro y preguntaron a qué se debía tanta alegría. Los hermanos simplemente señalaron al balde mientras seguían bailando con fervor. 

Los guardias, al escuchar la conmoción, vinieron a investigar su causa. ¿Qué pasa aquí? ¿Por qué tanta celebración? preguntaron. Los demás reclusos apuntaron al balde. Los guardias no entendieron qué tenía que ver el balde con el baile pero querían restaurar el orden en la cárcel, así que entraron y sacaron el balde... 

La alegría de los hermanos logró lo que la tristeza nunca hubiese logrado. Ahora pudieron rezar como D-os manda...

La fe “por las dudas”

La fe sirve también “por las dudas”...

Cuentan de un padre e hijo que estaban corriendo para alcanzar al tren. “Olvidate, Papitos” dijo el hijo, “dejemos de correr porque seguramente ya lo perdimos.”

“Puede ser,” dijo el padre, “pero prefiero perderlo intentando...”

¿Será una ingenuidad? ¿Un capricho? ¿Terquedad? Yo lo intenté en más de una ocasión y me dio buen resultado... 

Originalmente publicado en el Semanario Hebreo

viernes, junio 07, 2013

La edad del Universo

Tomado de aishlatino.com


La Edad del Universo

¿Tiene mil millones de años como dicen los datos científicos, o son miles de años, como dicen los datos bíblicos?




por 



Una de las aparentes contradicciones entre la Torá y la ciencia es la edad del universo. ¿Tiene mil millones de años como dicen los datos científicos, o son miles de años, como dicen los datos bíblicos? De acuerdo con la tradición de la Torá, no llegamos a tener ni 5800 años, a pesar de que los datos del telescopio Hubble o del telescopio en Hawai, indican un número de 15 mil millones de años.
Intentando resolver esta contradicción aparente, es interesante mirar históricamente las tendencias del conocimiento, ya que como es sabido nunca hay pruebas absolutas. Podemos observar cómo la ciencia ha cambiado su visión del mundo, no siendo esta una opción de la Torá, puesto que la Torá no tiene la opción de cambiar. (Yo intentaré no usar los comentarios bíblicos modernos, porque ellos ya conocen a la ciencia moderna, y están siempre influenciados por ella).
Los únicos datos que usaré están basados en los comentarios antiguos. Esto incluye el texto de la Torá (de hace más de 3300 años) con la traducción de la Torá al Arameo del sabio Onkelos (siglo I), el Talmud (redactado en el siglo V), y los tres principales comentaristas de la Torá. Hay muchos comentaristas, pero por sobre todo hay tres que son aceptados por todos: Rashi (siglo XI, Francia), quien trae la comprensión simple del texto, Maimónides (siglo XII, Egipto), que maneja los conceptos filosóficos, y Najmánides (siglo XIII, España), uno de los primeros cabalistas.
Estos antiguos comentarios fueron concluidos hace cientos o miles de años atrás, mucho antes de que Hubble fuera un destello en los ojos de su tatarabuelo. Así que no hay ninguna posibilidad de que la información de Hubble u otros científicos haya influenciado sobre ellos. Este es un componente importante en mi tentativa de mantener la siguiente discusión con un alto grado de objetividad.

Un Universo con un Comienzo

En 1959, fueron encuestados los principales científicos americanos. Entre todas las preguntas formuladas estaba la siguiente: "¿Cuál es su concepto de la edad del universo?". En 1959, la astronomía era popular, pero la cosmología - el entendimiento del universo a través de la física - estaba recién empezando a desarrollarse. Los resultados de esa encuesta fueron publicados en la revista "El Científico Americano" - la revista de ciencias más leída en el mundo. Dos tercios de los científicos dieron la misma respuesta. La respuesta que dos tercios - una mayoría abrumadora - de los científicos dio fue:
"¿Comienzo? No hubo un comienzo. Aristóteles y Platón nos enseñaron hace 2400 años que el universo es eterno. ¡Oh!, nosotros sabemos que la Biblia dice: 'En el comienzo'; eso es una linda historia que ayuda a los niños a irse a la cama por las noches, pero nosotros los científicos sabemos más cosas: no hubo un comienzo".
Eso fue en el año 1959.
En 1965, Penzia y Wilson descubrieron el eco del Big Bang en la oscuridad del cielo en la noche, y el paradigma del mundo cambió de un universo que era eterno a un universo que tiene un comienzo. La ciencia hizo un enorme cambio en su entendimiento sobre el mundo. ¿Entienden el impacto? ¡La ciencia dijo que nuestro universo tuvo un comienzo! ¡Que las primeras palabras de la Torá son correctas! La evolución, el hombre de las cavernas, y muchos otros temas más, pasaron a ser problemas triviales comparados al hecho de que ahora "entendemos" que tuvimos un comienzo.
Por supuesto, que el hecho de que hubo un comienzo no prueba que hubo un Iniciador. Si la segunda parte de Génesis 1:1 es correcta o no, no lo sabemos desde un punto de vista secular. La primera parte es: "En el comienzo..."; la segunda parte es: "...Dios creó los cielos y la tierra". La física admite la posibilidad de un comienzo sin un Iniciador. Yo no voy a entrar en este tema por ahora, pero en mi nuevo libro, "The Science of God", examinaré el tema en detalle.
La pregunta en la que nos habíamos quedado es: ¿Hace cuánto tiempo ocurrió ese "comienzo"? ¿Fue como dice la Torá, hace un poco más de 5700 años, o hace 15 mil millones de años como es afirmado por la comunidad científica?

Todo Comenzó en Rosh HaShaná

Lo primero que tenemos que entender es el origen del calendario judío. En nuestro calendario, la cuenta de los años comienza a partir del día de la creación de Adam, el primer hombre. Pero además, hubo seis días anteriores a la creación de Adam y estos seis días son también significativos. Por supuesto, la pregunta sería: ¿desde cuándo contamos el día cero?
En Rosh Hashaná, el comienzo del año judío, tocamos el shofar tres veces durante el servicio de musaf (en la mañana). Inmediatamente después de tocar el shofar decimos la siguiente oración:
"Haiom harat olam" - "Hoy fue creado el mundo".
Esta oración puede implicar que Rosh Hashaná conmemora la creación del universo. Pero no es así. Rosh Hashaná sí conmemora una creación, pero no la creación del universo. Tocamos el shofar tres veces para conmemorar tres creaciones que tuvieron lugar en los seis días del génesis. Primero fue la creación de todo el universo y sus leyes naturales. Luego, en el día quinto, fue creada la vida animal. Finalmente, al final del sexto día, fue creada la vida humana, y justo aquí aparece Rosh Hashaná. Esto significa que nosotros comenzamos a contar nuestros casi 5800 años desde la creación de Adam, el primer hombre, en el sexto día de la creación del mundo.
Nosotros tenemos un reloj que comienza con Adam, y los seis días de la creación están separados de este reloj. Esto nos indica que la Biblia tiene dos relojes.
Esto puede parecer una moderna racionalización si no fuese por el hecho de que los comentarios talmúdicos de más de 1500 años de antigüedad, ya nos habían hablado de estos conceptos. En el Midrash (Vaikrá Rabá 29:1) encontramos que todos los Sabios están de acuerdo en que Rosh Hashaná conmemora la creación de Adam y que los seis días del génesis están separados de nuestro sistema de "contar el tiempo".
Cuando esta información fue registrada por primera vez, 1500 años atrás, no fue porque uno de los Sabios estaba hablando con su hijo de 10 años que le dijo: "Papi, ¡no lo vas a creer! ¡Fuimos hoy al museo y aprendimos todo sobre un mundo de mil millones de años!", a lo que el padre le contestó: "Oh, entonces más vale que cambie la Biblia y en mi calendario contaré por separado los primeros seis días".
Esto no fue lo que pasó. Tú tienes que situarte 1500 años atrás, cuando las personas viajaban en burro y no había electricidad.
¿Por qué los primeros seis días fueron sacados del calendario? En ese tiempo no había necesidad de separarlos.
La razón por la cual fueron separados es porque el tiempo es diferente en esos seis días del génesis. "Fue la noche y la mañana; día uno, segundo día, tercer día, etc.", es una manera exótica y rara para describir el tiempo.
A partir de Adam, el curso del tiempo es descrito totalmente en términos humanos. Adam vivió 930 años, Set vivió 912 años, etc. Desde Adam en adelante, el curso del tiempo es totalmente humano. Pero antes de Adam, el tiempo es un concepto abstracto: "noche y mañana". Es como si estuvieras observando los hechos desde un punto de vista en el que no estás íntimamente relacionado con ellos.

Mirando Más Profundamente el Texto

Tratando de entender el curso del tiempo, tenemos que recordar que los primeros seis días de la creación están descriptos en sólo 31 versículos. Los seis días del génesis, los cuales provocaron a mucha gente dolores de cabeza tratando de entender a la ciencia como una oposición de la Biblia, ¡están encerrados en estas 31 oraciones!
En el MIT, en la biblioteca de Hayden, tenemos 50.000 libros que tratan el tema del desarrollo del universo: cosmología, química, termodinámica, paleontología, arqueología y las físicas de alta energía de la creación. En Harvard, en la biblioteca Weiger, hay probablemente 200.000 libros que hablan de estos mismos temas. Pero la Biblia sólo nos ofrece 31 oraciones acerca del tema, y no pienses que con una simple leída sabrás cada detalle que aparece dentro del texto, pues es obvio que tenemos que profundizar en su entendimiento para obtener la información que buscamos.
La idea de tener que profundizar en el texto no es una racionalización. El Talmud (Jagiga Cáp. 2) nos dice que desde la primera oración de la Biblia hasta el comienzo del segundo capítulo, el texto está escrito en forma de parábola - un poema con un texto y un subtexto. Ahora, sitúate 1500 años atrás, en los tiempos del Talmud. ¿Por qué el Talmud piensa que fue una parábola? ¿Piensas que 1500 años atrás, las personas pensaban que Dios no podía hacer el universo solamente en seis días?
Nosotros tenemos el problema hoy en día con la cosmología y los datos científicos. Pero 1500 años atrás, ¿cuál era el problema que había con los primeros seis días? Ninguno. No había problema.
Entonces cuando los Sabios excluyen a los primeros seis días de nuestro calendario y dicen que todo el texto es una parábola, no es porque tratan de justificar lo que vieron en el museo local. No había museos en aquellos tiempos. Nadie estaba excavando para encontrar fósiles. El hecho es que una leída profunda del texto pone en claro que hay mucha información oculta plegada en capas por debajo de la superficie.
La idea de buscar un significado más profundo en la Torá no difiere de la idea de buscar un significado más profundo en la ciencia. Si te levantas temprano en la mañana, verás al Sol saliendo por el este. Espera algunas horas y el Sol se pondrá por el oeste. La "lectura" simple es: "el Sol está girando alrededor de la Tierra". Pero hay mucho más que eso. ¿Y la Tierra girando en su eje? ¿Y si te olvidas del resto del universo y sólo tomas el sistema solar-terrestre? No es el Sol quien se está moviendo, a pesar de que eso es todo lo que se recibe a través de la percepción humana.
En el sistema solar-terrestre es el Sol quien está parado y la Tierra es la que está trasladándose y rotando en su eje. Esto significa que en este momento nos estamos moviendo a 1600 Km. por hora. "Allí van las nubes, ¡mira como pasan zumbando!". No, eso no es lo que está pasando, porque todos nos estamos moviendo juntos. Nosotros no lo sentimos porque es un movimiento de inercia, no hay aceleración. Es por eso que nos sentimos como si estuviésemos parados. Pero de hecho nos estamos moviendo a aproximadamente 1670 Km. por hora cuando rotamos para obtener un día y una noche en un ciclo de 24 horas.
Nuestra Tierra se mueve alrededor del Sol a 30 Km. por hora aproximadamente y todo el sistema solar se mueve alrededor del centro de nuestra galaxia a 250 Km. por segundo aproximadamente. Pero ¿sentimos algo? No. Es por eso que cuando Galileo discutió y proclamó que la Tierra no estaba quieta, fue arrestado.
Así como miramos profundamente en la ciencia, también necesitamos mirar profundamente en el texto bíblico. Miles de años atrás aprendimos que en el texto hay entrelíneas que expanden la idea que hay detrás de él. Son estas entrelíneas las que yo quiero ver ahora.

La Historia de la Naturaleza y la Historia Humana

Hay fuentes judías tempranas que nos dicen que el calendario está dividido en dos partes (aún precediendo al Midrash Vaikrá Rabá, que tiene más de 1500 años y lo dice explícitamente). En el último discurso que Moshé le dio al pueblo, él les dice que para ver las huellas de Dios en el universo, "consideren los días de antaño, entiendan los años de las generaciones" (Deuteronomio 32:7). Najmánides, en nombre de la Cábala, pregunta: "¿Por qué Moshé quiebra el calendario en dos partes: 'Los días de antaño' - por un lado, y 'los años de las generaciones' - por el otro? Porque 'consideren los días de antaño' se refiere a los seis días del génesis, mientras que 'entiendan los años de las generaciones' se refiere a todo el tiempo que se cuenta desde Adam en adelante".
Moshé dice que podemos ver el "sello" de Dios en el universo de una o de dos maneras. Mirando los fenómenos de los seis días y el desarrollo de un universo que es increíble, y si eso no te impresiona, entonces puedes considerar a la sociedad desde Adam en adelante - el fenómeno de la historia humana. De cualquiera de las dos maneras podrás encontrar el "sello" de Dios.
Recientemente me encontré en Jerusalem con el Profesor León Lederman, Premio Nobel en física. Estábamos hablando de ciencia, obviamente, y en la conversación le dije: "¿Qué piensas sobre la espiritualidad, León?". Él me contestó: "Shroeder, yo puedo hablar de ciencia contigo, pero sobre espiritualidad habla con las personas que están del otro lado de la calle, los teólogos". Él continuó: "Pero sí encuentro increíble el retorno del pueblo judío a su tierra".
Interesante. La primera parte de la declaración de Moshé, "consideren los días de antaño" - sobre los seis días del génesis - no impresionó al Prof. Lederman. Pero "entiendan los años de las generaciones" - la historia humana - sí lo impresionó. El Prof. Lederman no encontró nada asombroso en que los esquimales coman peces en el Ártico y no encontró nada grandioso en que los griegos coman musaka en Atenas. Pero él sí encuentra algo realmente increíble el que los judíos coman falafel en la calle Yaffo porque no tendría que haber pasado. Históricamente, no tiene ninguna lógica ni sentido que los judíos hayan vuelto a la Tierra de Israel. Sin embargo, eso es lo que pasó.
Y esa es una de las funciones del pueblo judío en el mundo: actuar como una prueba y una demostración. Nosotros sólo queremos que la gente entienda que hay algo en la historia que hace que ésta no sea en absoluto casualidad. Que hay una dirección en el curso de la historia. El mundo ya lo ha visto a través nuestro. No es casualidad que Israel está en la primera página del New York Time más que cualquier otra nación.

¿Qué es un "día"?

Volvamos a los seis días del génesis. Ya aprendimos que cuando el calendario judío marca cinco mil setecientos y tantos años, nosotros debemos agregarle a esa cantidad "otros seis días".
Hace unos años adquirí el fósil de un dinosaurio que estaba fechado (por dos cadenas radioactivas de desintegración) en 150 millones de años. (Si ustedes vienen a visitarme en Jerusalem, con mucho placer les mostraré el fósil - la vértebra de un plesiosaurio). Mi hija de siete años dijo: "¡Aba! ¿¡Dinosaurios!? ¿Cómo pueden existir dinosaurios de 150 millones de años cuando mi maestro de Biblia dice que el mundo aún no tiene 6000 años?". Entonces le dije a mi hija que mire en el libro de Salmos 90:4. Allí podrás encontrar algo bastante increíble. El Rey David dice: "1000 años a Tus ojos (Dios), son como un día que pasa y una fracción de la noche". Quizás el tiempo es diferente desde la perspectiva del Rey David de lo que lo es desde la perspectiva del Creador. Quizás el tiempo es diferente...
El Talmud, tratando de entender las entrelíneas de la Torá, analiza la palabra "jóshej" - que generalmente traducimos como oscuridad. Cuando la palabra "jóshej" aparece en Génesis 1:2, el Talmud explica que significa "un fuego negro" - una energía negra, una clase de energía que es tan poderosa que no se puede ver. Dos versículos después, en Génesis 1:4, el Talmud explica que la misma palabra - "jóshej"- significa "oscuridad", la ausencia de luz.
Otras palabras, tampoco son entendidas por su definición común. Por ejemplo, "máim" - generalmente significa "agua", pero Maimónides dice que en el estado original de la creación, la palabra "máim" también significa "los bloques de la construcción del universo".
Otro ejemplo podemos encontrar en Génesis 1:5, donde dice: "Fue la noche y la mañana - día uno". Esta es la primera vez que un día está cuantificado: noche y mañana. Najmánides habla sobre el significado de la noche y la mañana. ¿Esto quiere decir: "puesta del sol y salida del sol"? Ciertamente parecería eso.
Pero Najmánides recalca un problema. El texto dice "fue la noche y la mañana - día uno", "fue la noche y la mañana - segundo día", "fue la noche y la mañana - tercer día", pero sólo recién en el cuarto día el sol es creado. Najmánides dice que cualquier lector inteligente puede ver un problema obvio en esto. ¿Cómo tenemos un concepto de "noche y mañana" en los tres primeros días si el sol sólo es mencionado en el cuarto día?
Nosotros sabemos que el autor de la Biblia - aún si piensas que fue un grupo de beduinos sentados alrededor de una fogata en la noche - fue inteligente. Él, ella o eso produjo un Best Seller por miles de años, así que no puedes decir que se equivocó al escribir que el sol apareció recién en el cuarto día. La verdadera intención del autor es enseñarnos que a medida que pasa el tiempo y las personas entienden más sobre el universo, se puede penetrar más profundo dentro del texto.
Najmánides responde que el texto usa las palabras "vaiehí érev" - pero no quiere decir realmente "fue la noche". Él explica que las letras hebreas ain, reish, bet - que forman la raíz de la palabra "érev" - encierran la idea de desorden, mezcla, y a la noche se la llama "érev", porque cuando el sol baja, la visión se hace confusa. El significado literal de "vaiehí érev" es entonces: "hubo desorden". Por otro lado - dice Najmánides - la palabra de la Torá para "mañana" - "bóker" - es el opuesto absoluto a "érev". Cuando el sol sale, hay "bikoret", el mundo se hace ordenado pues hay luz y tenemos nuevamente la posibilidad de discernir.
Es por eso que no fue necesario nombrar al sol hasta el cuarto día. Porque desde la noche hasta la mañana hay un camino desde el desorden al orden, del caos al cosmos. Esto es algo que cualquier científico va a testificar que nunca pudo haber ocurrido en un sistema sin una guía. El orden nunca surge del desorden espontáneamente. Debe haber una guía para el sistema. Esto es una declaración inequívoca. El orden no puede surgir del desorden por reacciones casuales (en la teoría puede, pero en las probabilidades el número es tan infinitamente pequeño, que los físicos ven las probabilidades como cero).
Las leyes de la naturaleza guían el desarrollo del mundo y hay una cantidad monumental de información sobre el desarrollo que está codificada en los primeros seis días de la creación. Pero no está incluida explícitamente en el texto, de lo contrario ¡tendríamos creaciones en cada oración!
La Torá quiere que te asombres con el curso del orden, comenzando de un plasma caótico y terminando en una sinfonía de vida. Día a día el mundo progresa hasta niveles más y más altos. Orden que surge del desorden... es pura termodinámica... y está dicha en terminología de hace 3000 años atrás.

La Creación del Tiempo

Cada día de la creación está numerado, aún así hay discontinuidad en la manera en que los días están numerados. El versículo dice: "fue la noche y la mañana; día uno". Pero en el segundo día no dice "fue la noche y la mañana; día dos", sino que dice: "fue la noche y la mañana; segundo día", y la Torá continúa con esta forma: "fue la noche y la mañana; tercer día... cuarto día... quinto día... el sexto día".
Sólo en el primer día, el texto usa una forma diferente: no es el "primer día", sino el "día uno" (iom ejad). Hay muchas traducciones que cometen el error de escribir "primer día". Esto es porque los editores quieren que las cosas se vean lindas y consistentes. ¡Pero de esa manera anulan el mensaje verdadero del texto! Ya que hay una diferencia cualitativa, como nos dice Najmánides, entre "uno" y "primero": uno es absoluto; primero es comparativo.
Najmánides explica que en el día uno, el tiempo fue creado. Esto es una visión fenomenal. El tiempo fue creado. Yo puedo entender crear materia, inclusive espacio. ¿Pero tiempo? ¿Cómo se crea el tiempo? No puedes agarrar el tiempo. No puedes siquiera verlo. Tú puedes ver espacio y materia, sentir energía, ver energía eléctrica. Yo entiendo una creación en esos campos. ¿Pero la creación del tiempo? Hace 800 años atrás, Najmánides llegó a este entendimiento porque la Torá usa la frase "día uno". Y eso es exactamente lo que Einstein enseñó en la Teoría de la Relatividad: que hubo una creación, no sólo de espacio y materia, sino también de tiempo.

La Ley de la Relatividad de Einstein

Miramos al universo y decimos: "¿Cuán viejo es el universo? Mirando atrás en el tiempo, el universo tiene 15 mil millones de años aproximadamente". Esta es nuestra visión del tiempo. Pero ¿cuál es la visión del tiempo según la Biblia? ¿Cómo ve ella el tiempo? Quizás ve el tiempo de manera diferente. Y eso hace una gran diferencia.
Albert Einstein nos enseño que la cosmología del Big Bang no sólo trae en existencia espacio y materia, sino que también el tiempo es parte de esta cuestión. El tiempo es una dimensión. El tiempo está afectado por tu visión del tiempo. "Cómo lo ves" depende de "desde dónde lo estás mirando". Un minuto en la luna va más rápido que un minuto en la Tierra. Un minuto en el sol va más despacio. El tiempo en el sol está realmente estirado de tal manera que si podríamos poner un reloj en el sol, correría más despacio. Es una diferencia pequeña pero es mensurable y medida.
Si pusiéramos una naranja allí a madurar, tomaría más tiempo que madure. ¿Por qué? Porque el tiempo corre más despacio. ¿Lo sentiríamos correr más despacio? No. Porque nuestra biología sería parte del sistema. Si estuviésemos viviendo en el Sol, los latidos de nuestro corazón serían más lentos. Donde sea que estemos, nuestra biología está sincronizada con el tiempo local.
Si pudiéramos mirar de un sistema a otro, veríamos el tiempo de manera muy diferente, porque dependiendo de factores como la gravedad y la velocidad, percibiríamos el tiempo de manera muy diferente. El flujo del tiempo varía de un lugar a otro. De ahí el término: Relatividad.
Por ejemplo: una noche estábamos sentados en la mesa cenando, cuando mi hija de 11 años preguntó: "¿Cómo tu puedes tener dinosaurios? ¿Cómo puedes tener mil millones de años científicamente, y miles de años bíblicamente al mismo tiempo?". Entonces le dije que imagine un planeta donde el tiempo está tan estirado que mientras nosotros vivimos dos años en la Tierra, sólo tres minutos pasaron en el planeta. Esos lugares realmente existen y son observados desde la tierra. Sería difícil vivir allí con las condiciones locales y no podríamos llegar allí tampoco, pero haciendo experimentos mentales podemos lograrlo. Dos años van a pasar en la Tierra y tres minutos van a pasar en el planeta. Entonces mi hija dijo: "¡Grandioso! Mándame al planeta. Yo estaré tres minutos allí. Haré dos años de tareas escolares por adelantado. Volveré a casa y no habrá tareas por dos años".
Buen intento. Asumiendo que su edad era de 11 años cuando parte y de sus amigas también, ella pasa tres minutos en el planeta y luego vuelve a casa (el tiempo de viaje no lleva tiempo), ¿qué edad tiene ella cuando vuelve? Once años y tres minutos. Pero sus amigas tienen 13 años porque ella vivió tres minutos mientras que nosotros vivimos dos años. Sus amigas crecieron de 11 a 13 años, mientras ella sólo 3 días.
Si ella hubiese mirado hacia nuestro planeta, su percepción del tiempo en la Tierra hubiese sido que todo se estaba moviendo muy rápidamente. Ya que al pasar un minuto suyo, habrían pasado miles de los nuestros. Y si nosotros miráramos para arriba, veríamos que ella se está moviendo muy despacio.
¿Cuál es el tiempo correcto? ¿Tres años o tres minutos? La respuesta es: ambos. Los dos pasan al mismo tiempo. Esa es la herencia de Albert Einstein. Literalmente hay billones de lugares en el universo, donde si pondríamos un reloj en esa lugar, éste correría tan despacio que desde nuestra perspectiva (si pudiéramos llegar hasta tan lejos) pasarían 15 mil millones de años... pero el reloj en esa remota localidad marcaría seis días y nadie discute estos datos.

El Viaje en el Tiempo y el Big Bang

¿Pero cómo ayuda esto a explicar la Torá? Porque de todas maneras el Talmud y los comentaristas parecen decir que los seis días del génesis fueron períodos regulares de 24 horas.
Miremos un poco más profundamente. Las fuentes clásicas judías dicen que antes del comienzo nosotros no sabemos realmente que hubo; no podemos decir lo que antecedió al universo. El Midrash pregunta: ¿Por qué la Torá comienza con la letra Bet? Porque la Bet está cerrada en todas las direcciones, hacia arriba, hacia abajo y hacia la derecha; y sólo está abierta en su lado izquierdo, en dirección de la continuación del texto. Es por eso que no podemos saber lo que viene antes - sólo lo que viene después.
Najmánides complementa la afirmación. Él dice que a pesar de que los días tienen 24 horas, ellos contienen "kol iemot haolam" - todas las edades y todos los secretos del mundo.
Najmánides dice que antes del universo no hubo nada... pero repentinamente toda la creación apareció como un grano minúsculo. Él da la dimensión del grano: algo muy pequeño, como el tamaño de un grano de mostaza; y dice que es la única creación física. No hubo otra creación física; todas las otras creaciones fueron espirituales. El nefesh (el alma de los animales) y la neshamá (el alma del ser humano) son creaciones espirituales. Hay una sola creación física y esa creación fue un pequeño grano. El grano fue todo lo que había. Cualquier otra cosa era Dios. En ese grano estaba toda la materia prima que sería usada para hacer todo lo demás. Najmánides describe a la sustancia como "dak meod, ein bo mamash" - algo muy pequeño, que no hay sustancia en él. Y cuando este grano se expandió, esta sustancia - tan delgada que no tiene esencia - se transformó en materia, como ya sabemos.
Más adelante Najmánides escribe: "misheiesh, itfos bo zman" - desde el momento que toda la materia se formó a partir de esta sustancia insustancial, el tiempo se relacionó con ella. No hubo un "comienzo". El tiempo fue creado al comienzo. Cuando la materia se condensa, se congela, fuera de esta sustancia tan delgada que no tiene esencia - ahí es donde el reloj bíblico comienza.
La ciencia ha mostrado que hay una sola "sustancia insustancial" que puede transformarse en materia y es la energía. La famosa ecuación de Einstein: E=MC², nos dice que la energía puede transformarse en materia... y una vez que se transformó en materia, el tiempo toma lugar.
Najmánides ha hecho una afirmación increíble. Yo no sé si él conocía las leyes de la Relatividad pero nosotros sí las conocemos. Sabemos que la energía (ondas radiales, rayos gama, rayos x, rayos de luz) viajan a la velocidad de la luz que es 300 millones de metros por segundo. A esa velocidad el tiempo no transcurre. El universo se fue avejentando pero el tiempo sólo tuvo lugar cuando la materia se hizo presente. Este momento del tiempo, antes de que el reloj bíblico comience, duró 1/100.000 de un segundo aproximadamente. Un tiempo ínfimo. Pero en ese tiempo el universo se expandió de ser un grano pequeño hasta el tamaño del Sistema Solar. Desde aquel momento en adelante tenemos materia y el tiempo corre. El reloj comienza aquí.
Ahora, el hecho de que la Torá nos dice que hay "noche y mañana, día uno", nos viene a enseñar el tiempo desde una perspectiva Bíblica.
Einstein comprobó que el tiempo varía de un lugar a otro en el universo, y que el tiempo varía de una perspectiva a otra perspectiva en el universo. La Torá dice que hay "noche y mañana, día uno".
Si la Torá nos hubiese hablado del tiempo en los días de Moshé y el Monte Sinai - bastante después de Adam - el texto no hubiese dicho "día uno", porque cuando estuvimos en el Sinai, millones de días ya habían pasado desde la creación y como había una gran cantidad de tiempo con el cual comparar al día uno, hubiese dicho "primer día". En el segundo día del génesis, la Torá dice "segundo día", porque ya había un primer día con el cual compararlo. Podíamos decir en el segundo día "lo que pasó en el primer día", pero no podíamos decir en el primer día "lo que pasó en el primer día", porque "primero" implica comparación, una serie existente, y todavía no había una serie existente. Un día era todo lo que había.
Aún si la Torá hubiese visto el tiempo desde Adam, hubiese dicho "primer día", porque para su propia afirmación habían seis días. Pero la Torá dice "día uno" porque la Torá está mirando hacia adelante no desde Adam sino desde el comienzo, y dice: ¿cuántos años tiene el universo? Seis días (hasta Adam).
Mirando hacía atrás en el tiempo, decimos que el universo tiene 15 mil millones de años. Pero todo científico sabe que cuando decimos que tiene 15 mil millones de años, hay una parte de esta oración que nunca se dice. La otra parte de la oración es: El universo tiene 15 mil millones de años visto desde las coordenadas del tiempo-espacio que utilizamos donde nosotros estamos. Esa es la visión de la relatividad de Einstein.
La clave es que la Torá mira hacia adelante en el tiempo, desde coordenadas de tiempo-espacio muy diferentes, cuando el universo era pequeño. Pero desde entonces el universo se ha expandido. El espacio se expande, y esa expansión del espacio cambia totalmente la percepción del tiempo.
Imagínate volviendo atrás miles de millones de años hasta el comienzo del tiempo. Ahora haz de cuenta, en el comienzo del tiempo, que hay una comunidad inteligente (esto es totalmente ficticio). Imagina que la comunidad inteligente tiene un láser y está por disparar una onda de luz, y cada segundo sale un pulso. Cada segundo...un pulso. Pulso. Pulso. Disparan la luz y luego, millones de años más tarde, más allá de la línea del tiempo, nosotros aquí en la tierra tenemos un gran satélite y recibimos ese pulso de luz. En ese pulso de luz está impreso (el imprimir información en la luz es llamado fibras ópticas) "Yo les estoy enviando un pulso cada segundo". Luego un segundo pasa y el próximo pulso es enviado.
Ahora, la luz viaja a 300 millones de metros por segundo, así que los dos pulsos de luz están separados por 300 millones de metros. Ellos viajan a través del espacio por miles de millones de años y llegarán a la tierra miles de millones de años más tarde. Pero... ¡un momento! ¿El universo está estático? No. El universo se está expandiendo. Esa es la cosmología del universo. Y eso quiere decir que se está expandiendo dentro de un espacio vacío afuera del universo. Existe sólo el universo. No hay espacio afuera del universo. El universo se expande mediante la expansión del espacio. Es así que estos pulsos viajan a través de miles de millones de años y el universo se expande y el espacio se expande. ¿Qué sucede entonces con estos pulsos? El espacio entre ellos también se expande. Los pulsos realmente se alejan más y más.
Miles de millones de años más tarde, cuando el primer pulso llega, nosotros decimos: "Oh, ¡un pulso!". Y en él está escrito: "Yo les estoy enviando un pulso cada segundo". Tú llamas a todos tus amigos y esperas el siguiente pulso. ¿Llega el pulso un segundo más tarde? ¡No! ¿Un año más tarde quizás? No. Quizás miles de millones de años más tarde. Porque dependiendo de cuánto tiempo este pulso de luz ha viajado a través del espacio, se determinará la expansión que ha sufrido. Esto es cosmología estándar.

¿15 Mil Millones de Años o Seis Días?

Hoy en día nosotros miramos al tiempo hacia atrás y vemos 15 mil millones de años. Mirando hacia adelante, desde un universo muy pequeño – miles de millones de veces más pequeño - la Torá nos dice: "seis días". Verdaderamente, los dos datos pueden ser correctos.
Lo que es excitante en los últimos años en la cosmología, es que ahora nosotros hemos cuantificado los datos para saber la relación entre la "visión del tiempo" desde el comienzo, y la "visión del tiempo" hoy en día. No es ciencia ficción. Cualquiera de una docena de libros de física trae el mismo número. La relación general entre el tiempo cerca del comienzo y el tiempo hoy en día es un millón de millones. Eso es 1 con 12 ceros detrás de él. Entonces, cuando una visión desde el comienzo mirando hacia adelante dice "yo les estoy enviando un pulso por segundo", ¿lo veremos cada segundo? No. Lo veremos cada millón de millones de segundos. Porque eso es el efecto de expansión de la extensión del universo.
La Torá no dice cada segundo. Dice "seis días". ¿Cómo veríamos esos seis días? Si la Torá dice: estamos enviando información por seis días, ¿recibiríamos esa información como seis días? No. Recibiríamos esa información como seis millones de millones de días. Porque la perspectiva de la Torá es desde el comienzo en adelante.
Seis millones de millones de días es un número muy interesante. ¿Cuánto sería en años? Dividido por 365, viene a ser algo así como 16 mil millones de años. Esencialmente la edad estimada del universo. ¡Una buena estimación para 3000 años atrás!
La manera en que estas dos cantidades se igualan es extraordinaria. No estoy hablando como un teólogo; Estoy haciendo una afirmación científica. Yo no saqué estos números de un sombrero. Es por eso que me extendí en mi explicación, para que ustedes puedan seguirla paso a paso.
Ahora podemos seguir adelante. Miremos el desarrollo del tiempo día a día, basado en la expansión. Cada vez que el universo se duplica, la percepción del tiempo se divide al medio. Cuando el universo era pequeño, se doblaba rápidamente. Pero a medida que el universo se hace más grande, tarda más tiempo en duplicarse. Este ritmo de crecimiento de la expansión está citado en "Los Principios de la Cosmología Física", un texto que es usado en todo el mundo.
Los cálculos resultan de la siguiente manera:
El primero de los días bíblicos duró 24 horas, visto desde "la perspectiva del comienzo del tiempo". Pero la duración desde nuestra perspectiva es de 8 mil millones de años.
El segundo día, desde la perspectiva de la Torá, duró 24 horas. Desde nuestra perspectiva duró la mitad del día anterior, 4 mil millones de años.
El tercer día también duró la mitad del día anterior, 2 mil millones de años.
El cuarto día - mil millones de años.
El quinto día - quinientos millones de años.
El sexto día - doscientos cincuenta millones de años. Cuando sumamos los seis días, obtenemos como resultado que la edad del universo es de 15 y 3/4 mil millones de años. Igual que lo que dice la cosmología moderna. ¿Es casualidad?
Pero hay más aún. La Torá nos cuenta qué pasó en cada uno de esos días. Ahora puedes tomar la cosmología, la paleontología, la arqueología, leer sobre la historia del mundo y verificar si se asemejan o no día por día. Te doy un adelanto, se asemejan tanto que te dará escalofrío en todo el cuerpo cuando lo leas.