lunes, marzo 25, 2013

El ayuno de los primogénitos en Pesaj.

El ayuno de los primogénitos


(Selección de comentarios del Lubavitcher Rebe: Menajem Mendel Schneerson)


El día que precede a Pesaj es el "Ayuno de los Primogénitos". En este día, todos los primogénitos judíos varones recuerdan que "Cada primogénito en Israel Me pertenece; pues en el día en que aplasté a todo primogénito en la tierra de Egipto, consagré para Mí a todo primogénito en Israel, tanto de hombre como de animal"[1].

Nuestros Sabios explican que los judíos en Egipto habían asumido las prácticas idólatras de los egipcios; de muchas maneras, eran tan espiritual y moralmente corruptos como sus esclavizadores. De modo que cuando Di-s mató a todos los primogénitos egipcios en la víspera del Exodo, los primogénitos judíos eran, por todos los criterios objetivos, merecedores de un destino similar. Di-s pasó por alto (pasáj, en consecuencia el nombre de la festividad) los hogares de los israelitas esa noche, expresando Su amor incondicional por Su pueblo.

Porque a los primogénitos se les había concedido sus vidas por gracia de Di-s, ahora Le "pertenecían". A partir de esa noche, todo primogénito judío, y todos los animales primogénitos que pertenecen al judío (la plaga de los primogénitos había matado también a todo primogénito del ganado egipcio), fueron consagrados a Di-s.

Inicialmente, los primogénitos tenían destinado servir como kohaním ("sacerdotes") en el Santuario. Pero como resultado del pecado del Becerro de Oro, en el que todos los judíos -con la excepción de la tribu de Leví- participaron en una medida u otra, el rol de representar al pueblo en su servicio a Di-s fue transferido a los Levitas, quienes servirían de ahí en más como kohaním y sus asistentes.

Los primogénitos, sin embargo, siguieron consagrados a Di-s desde el nacimiento, y la Torá ordena que el padre judío compense el deber intrínseco de su hijo primogénito de servir a Di-s en el Santuario "redimiéndolo" con un regalo de cinco shekalím [2] de plata al kohén [3].

En cuanto a los primogénitos animales, estos eran ofrendados como korbán (sacrificio) sobre el altar en el Santuario y su carne comida por los kohaním. Aun cuando las condiciones no permiten su ofrenda como korbán (como es el caso hoy en día), los primogénitos del ternero, el cordero o la cabra [4] conservan su santidad, y tenemos prohibido comerlo o hacer uso de éste de manera alguna.

El Debate

El Talmud [5] registra una extensa deliberación de los Sabios, sostenida en la célebre academia de Iavne, sobre la naturaleza y leyes del korbán bejor, la ofrenda del primogénito.

En términos generales, hay tres tipos de korbán:
1) La olá (la ofrenda "Subida", comúnmente traída como donación), cuya carne se incineraba sobre el altar.
2) El jatát y el ashám (las Ofrendas por Pecado y Culpa, traídas para expiar una transgresión o para lograr la reparación de ciertos estados negativos), que eran comidos por los kohaním.
3) El shlamím (la Ofrenda de Paz, de la que hay muchos tipos, incluyendo aquellas traídas como dádiva, para celebrar las festividades, o para expresar gratitud a Di-s), cuyo grueso era comido por quien traía el korbán, a excepción de aquellas porciones dadas a los kohaním [6].

Prima facie, la ofrenda del primogénito parecería asemejarse más a las ofrendas por pecado y culpa: al igual que aquellas, el primogénito era entregado enteramente al kohén. Por lo tanto, Rabí Iosí de Galilea sugiere que las leyes que rigen la ingesta de la ofrenda del primogénito deberían seguir el modelo de las ofrendas por pecado y culpa.

Pero Rabí Akivá refuta esta óptica señalando que la Torá compara expresamente la ofrenda del primogénito a la ofrenda shlamím - específicamente, a las partes del shlamím dadas al kohén [7]. Por lo que cuando se come la carne de la ofrenda del primogénito, los kohaním deberían seguir las leyes que rigen su consumo del pecho y la pata de un shlamím.

Pero hay diferentes tipos de shlamím, cada cual regido por leyes distintas. ¿Que conjunto de leyes debería aplicarse a la ofrenda del primogénito?

Rabí Iosí sugiere que comparemos el primogénito a la "ofrenda de gratitud" (korbán todá), que se traía para expresar gratitud a Di-s por salvarlo del peligro [8]. Aquí, también, la comparación parece lógica: las ofrendas del primogénito y de gratitud son, ambas, ofrendas obligatorias, en tanto que los demás tipos de shlamím son básicamente voluntarios [9]. Pero Rabí Akivá nuevamente refuta la comparación, demostrando que la ofrenda del primogénito es comparada por la Torá al shlamím estándar más bien que a la todá.

Esta visión es secundada por Rabí Ishmael, quien también demuestra (por un método diferente) que el primogénito no ha de ser comparado a la todá, pese a su aparente similitud.

Sin Comparación

Como el ser humano al que se dirige, la Torá consiste tanto de un cuerpo como de un alma. El "cuerpo" de la Torá es su instrucción de vida física, las mitzvot, mandamientos y prohibiciones que rigen los detalles de nuestra existencia cotidiana. Pero cada ley y prohibición tiene también una significatividad espiritual, un sentido interior que hace a nuestro ser espiritual y a nuestra relación con el Omnipotente. Lo mismo es cierto de las leyes del primogénito, incluyendo el debate legal que define que el animal primogénito no ha de ser comparado a la ofrenda por pecado o a la de gratitud; todo esto tiene su contraparte en el "alma" de la Torá.

"Mi hijo primogénito, Israel" [10], es como Di-s describe su relación especial con el pueblo judío. Este "primogénito" -como el "primogénito" de la ley de la Torá- es tanto humano como animal. En las palabras del gran cabalista Rabí Jaím Vital, citado por Rabí Shneur Zalman de Liadí en su Tania, "Cada judío, sea perfectamente justo o malvado, tiene dos almas" [11]: un "alma animal" y un "alma Divina".

El alma animal es la esencia de la vida física; su foco está puesto en su propio ser, cada uno de sus actos motivado por la búsqueda de la realización y el progreso propios. En esto, el hombre es apenas otro animal; uno sumamente sofisticado e inteligente, pero animal sin embargo. El alma Divina representa lo que es claramente humano en el hombre: su capacidad de autotrascendencia.

El alma Divina es "literalmente una parte de Di-s de lo Alto" [12], una chispa de Divinidad que gravita hacia su fuente, esforzándose por escapar al Yo y ser anulada dentro del ser de Di-s.Dado que el mismo cuerpo sirve a ambas almas como vehículo para la concreción, esto explica la pugna perpetua de la vida: la pugna entre materia y espíritu, entre la autoafirmación y la abnegación. Cualquier pensamiento, deseo o acto del hombre, emana de una de sus dos almas, dependiendo de cuál de ellas ha ganado en ese momento dominio sobre la otra y se afirma a través de su comportamiento [13].

Con todo, tanto el hombre como el animal en el judío están intrínsecamente consagrados a Di-s. El alma animal podría ser egoísta, pero no es mala. Es cierto que, abandonada a sus propios dispositivos, el animal en el hombre tiende a la más inmediata y superficial de las gratificaciones, al absoluto
desinterés por cualquier otro hombre o cosa; pero cuando es educada y encaminada adecuadamente, el instinto de Yo del alma animal no es en nada menos "santo" -o sea, en nada menos vehículo de conexión con Di-s- que la abnegación del alma Divina.

Este es el significado más profundo de la discusión entre Rabí Iosí y Rabí Akivá. Vista superficialmente, la ofrenda del animal primogénito sobre el altar de Di-s parece un tipo de ofrenda por pecado o culpa, en cuanto el alma animal es la fuente de los actos negativos y pecaminosos. Pero como Rabí Akivá lo demuestra, la Torá no considera la ofrenda del primogénito como teniendo que ver con la expiación por la maldad. Sí, el animal en el judío puede ser causa del pecado, pero ésta es una corrupción de su genuina naturaleza y función. En esencia, está libre de maldad o falla.

Otra concepción más benigna del alma animal es que es una prueba, un desafío a la integridad del alma Divina. Como tal, no es maldad; por el contrario, al desafiar al alma Divina, al contrastar el ser espiritual del hombre con su propio materialismo, el alma animal estimula los más altos potenciales del alma Divina, revelando la profundidad de su abnegado anhelo por Di-s.

Este es el concepto que se oculta detrás de la comparación del animal primogénito con la "ofrenda de gratitud" que representa el triunfo de la persona por sobre la adversidad y la manera en que esto la trae más cerca de Di-s. De hecho, esto describe una de las funciones del alma animal [14].

No obstante, insiste Rabí Akivá, no define su esencia. Pues ello significaría que mientras es un medio hacia un excelso fin, el animalismo del hombre mismo es un fenómeno negativo. De modo que la Torá rechaza la comparación del animal primogénito con el korbán todá. Más bien, es una armoniosa y perfecta "ofrenda de paz" [15].

Pues el alma animal es intrínsecamente positiva: en última instancia, luego de que sus expresiones negativas han sido eliminadas, después de que se ha hecho frente a su desafío a la espiritualidad del hombre, es una fuerza a ser cultivada. En última instancia, el "Yo" del hombre puede desarrollarse en un elemento constructivo en su relación con Di-s y la concreción de su misión
en la vida [16].

Basado en Likutéi Sijot, Vol. XXIII, págs. 138-40

Notas:
1. Números 3:13.
2. Aproximadamente 102 gramos.
3. Este es el significado de la ceremonia de Pidión HaBén llevada a cabo para un primogénito varón no-Levita en su trigésimo primer día de vida.
4. Sólo los primogénitos de los animales kasher domesticados del judío eran ofrendados sobre el altar. Sin embargo, el primogénito de un animal no-kasher, el burro, debe ser "permutado" por un cordero, que luego es entregado al kohén.
5. Zevajím 57a; comp. con Sifrí sobre Números 18:18.
6. Levítico, caps. 1-7; Midrash Tadshé (también llamado "Baraita de Rabí Pinjás ben Iaír"), cap. 12; Mishné Torá, Leyes de los Procedimientos de las Ofrendas, 1:2. Para un análisis de estas tres categorías de korbán y su significado como componentes del servicio y relación del hombre con Di-s, véase "La Conexión
Jevrón", en "El Rebe Enseña", Vol. 2, pág 195.
7. Números 18:18.
8. Por ejemplo, recuperarse de una enfermedad que amenaza la vida, liberarse del cautiverio, o la conclusión segura de un viaje peligroso.
9. Hay otras ofrendas shlamím obligatorias, pero sólo el conjunto de leyes que rigen a la todá son exclusivas de las ofrendas obligatorias.
10. Exodo 4:22.
11. Tania, Cap. 1.
12. Ibíd., Cap. 2.
13. Ibíd., Cap. 9.
14. Comp. con Zohar II, 163a; Tania, fin de los Caps. 9 y 29.
15. Shlamím se relaciona con las palabras hebreas para "paz" (shalóm) y "plenitud" (shalém).
16. Además, la discusión del Talmud concierne a las leyes que gobiernan la "carne" de la ofrenda del primogénito, una referencia al cuerpo que alberga al alma animal. Así, no solamente la vitalidad física del judío es intrínsecamente positiva y santa, sino también la substancia misma de su cuerpo.

Rabbi Menajem Mendel Schneerson. Vol2.

lunes, marzo 11, 2013

El hobbit y el pueblo judio.



Me acabo de ver el hobbit. Con mi novia. Me parecio una excelente pelicula, entretenida y llena del ambiente de fantasia y de accion propia del senior de los anillos. Buen trabajo de Peter Jackson (de nuevo).

J. R. R. Tolkien fue el que escribio toda la saga del senior de los anillos, el hobbit, etc...

Este post no es para realizar una critica sobre la pelicula... Si no para mencionar algo que me llamo mucho la atención...  y es la inexplicable conexion que vi y percibi. Los enanos me recuerdan de varias maneras o los veo muy semejantes a varias caracteristicas propias del pueblo judío. Sin haber escuchado antes algo sobre el tema, ni siquiera sin haber leido algo sobre el tema antes de ver la película, sin la intencion de encontrar esas similitudes que me conectaron entre ambos...

Al terminar de ver la pelicula entre a internet y vaya sorpresa, al buscar en google me di cuenta que no fui el unico que vi esa curiosa conexion.

Cual es la Conexión?

Los enanos serian el pueblo judío... Quienes habitaban en erebor, su reino de paz y tranquilidad. Y son exiliados y desterrados de su tierra cuando un dragon (enemigo, motivado por la envidia) les quita el tesoro mas sagrado, una piedra mágica (el arca de la alianza?) que encuentran en sus minas subterraneas (En MORIA!) de donde extraen oro, diamantes, etc...  y vagan mucho tiempo por el desierto (como en la biblia), en el exilio, hablando otras lenguas y desarrollándolas, pero sin perder su lengua original... se convierten en herreros, orfebres y trabajan en todo tipo de oficio, preferiblemente los que tengan algo que ver con piedras preciosas.

Es el estereotipo del judio medieval -en su aspecto físico- el que veo en la peli (y no necesariamente es algo malo), ya que la trama se mueve por esos periodos de la historia mas o menos... Son de nariz prominente (como el estereotipo judío), les gusta el oro mas que nada, SON TERCOS TERCOS, como PUEBLO DE DURA CERVIZ, de hecho es lo que mas nos da a entender el director a lo largo de la pelicula sobre los enanos, que son tercos.

Los enanos por su avaricia (la de su rey) fueron destruidos, agmus, el dragon destruye erebor en Moria - Curioso nombre!, el monte moria es el nombre que se le da en genesis al monte del templo-  su lugar de origen, los judios al monte del templo aun le llamamos, monte MORIA.

En la película se menciona que fueron desterrados de su tierra muchas veces, que son pocos en toda la tierra, son los desterrados... y la trama del hobbit es que van a ir a recuperar su tierra. Con su rey,  quien debe estar en el trono. Todos los enanos esperan ver en su REY llamado Thrain el retorno de los enanos a su tierra, del exilio, hacia erebor, en MORIA. Pero deben luchar contra Smaug, el dragón quien ha invadido erebor y cuida la reliquia sagrada de los enanos, la que les arrebato cuando destruyo erebor.

En la parte de la pelicula donde van a la ciudad de los elfos a que ellos le lean un mapa, segun la posicion de los astros, se menciona que PURIM es una fecha importante para los enanos, en su calendario.

Ahora, se que J. R. R. Tolkien no era judio, pero todo escritor trata sutilmente muchos temas por debajo de cuerda...

Averiguando sobre tolkien en la red, he encontrado lo siguiente sobre la creacion de los enanos en su universo... Yo ni sabia que el mismo tolkien habia reconocido al pueblo judío como su inspiracion para crear a la raza de enanos de su universo...


El Señor de los AnillosCuando escribió ‘El señor de los anillos’, Tolkien continuó muchos de los temas que había planteado en ‘El hobbit’. Cuando decidió dar a los enanos su propio idioma (Khuzdul), Tolkien creó una lengua semítica influenciada por la fonología hebrea. De manera semejante a la de los grupos medievales de judíos, los enanos usan su propio idioma sólo entre ellos, y adoptaron las lenguas de aquellos entre los que viven. Tolkien también desarrolló un sistema de escritura para los enanos (Crit.) a base de runas. El autor subrayó posteriormente la diáspora de los enanos cuando se pierde el último fuerte de las Minas Moria. En ‘El señor de los anillos’, el escritor usa al enano protagonista, Gimli, para reconciliar el conflicto entre elfos y enanos por medio de la muestra de gran cortesía hacia Galadriel y su amistad con Legolas. La relación entre Gimli y Legolas parece ser la respuesta de Tolkien hacia el antisemitismo gentil y la exclusión de los judíos.
Tolkien también demostró más influencias hebreas en sus enanos en una carta:
‘Pienso a los Enanos como Judíos: al mismo tiempo nativos y extranjeros en sus hogares, hablantes de los idiomas de otro país, pero con el acento propio de su lengua…’
El Silmarilión QuentaLuego de preparar ‘El señor de los anillos’, Tolkien volvió a la temática de los enanos en ‘El Silmarilión’, donde imaginó un mito sobre su creación. La historia más centrada en los enanos, ‘The Nauglafring’, no fue rescrita para que encajara con el retrato positivo de ‘El hobbit’ o ‘El señor de los anillos’, por lo cual Christopher Tolkien le pidió a Guy Gabriel Kay que lo rehiciera para su publicación.
El último Silmarilión y los escritos finalesEn algún momento de 1969, Tolkien escribió el ensayo ‘Sobre Enanos y Hombres’, en el que detalló considerablemente el uso del lenguajepor parte de los enanos. Los nombres de las historias eran de origen nórdico, y el Khuzdul era su lengua secreta. Este ensayo es el último de los que escribió Tolkien sobre los enanos, y fue publicado en el volumen 12 de ‘La historia de la Tierra Media’ en 1996.
En la última entrevista, Tolkien dijo sobre los enanos:
‘Los enanos son muy parecidos en varias cosas a los judíos. Sus palabras son semíticas, obviamente.’(1)

 1.http://www.linkmesh.com/enanos/articulos/enanos_de_la_tierra_media.php

Asi que el asunto que percibi queda aun mas claro, Tolkien se inspiro en el pueblo Judio, para crear toda la cultura, Idioma, costumbres, actitudes del mundo de los enanos en su universo.

Ahora, los orcos que quieren acabar con los enanos y su linaje real, no creo para nada que sean los PALESTINOS, si no mas bien la variedad de naciones que han tratado de aniquilar a los Judios a lo largo de la historia, sencilla analogía. Es claro. no faltan los amarillistas que para aumentar el fuego, afirman estas estupideces... es lo que vi en la peli, lo que percibí y de hecho no soy el unico que ha comentado esto en un blog... si no que hasta en noticias a salido.


El Estereotipo usado, sobre los judíos, aca no necesariamente es negativo, sino que sirve para poder indentificar las similitudes que tolkien quiere resaltar para que puedan ser identificados y asociados, los enanos en el universo ficticio de tolkien con el pueblo Judio en el mundo real.

Era Tolkien antisemita?... NO LO CREO...  a continuacion un Extracto de su biografía click aca!.


Sin embargo, Tolkien siempre condenó la doctrina racial del Partido Nazi y su antisemitismo como algo «totalmente pernicioso y acientífico».32 Cuando, en febrero de 1938, sus editores en Alemania le pidieron confirmación sobre si era de ascendencia aria, Tolkien remitió dos borradores de respuesta distintos a sus editores ingleses. En el que se conserva (es decir, el que no se envió a Alemania) Tolkien, después de ridiculizar la mitificación del origen ario (hindú o persa) de los pueblos germánicos, replica:
[...] si debo entender que quieren averiguar si soy de origen judío, sólo puedo responder que lamento no poder afirmar que no tengo antepasados que pertenezcan a ese dotado pueblo. [...] me he acostumbrado a considerar mi apellido alemán con orgullo, y seguí considerándolo así durante todo el período de la lamentable pasada guerra, durante la cual serví en el ejército inglés. Sin embargo, no puedo dejar de comentar que si averiguaciones impertinentes e irrelevantes de esta especie han de convertirse en la regla en cuestiones relacionadas con la literatura, no está entonces distante el momento en que tener un apellido alemán deje de ser fuente de orgullo.33


En fin, no deja de ser curioso e interesante...  y como se que para muchas mas personas tambien lo es... he decido comentar esto brevemente en esta entrada... Saludos.



Que hay de malo con la religion?


¿Qué hay de malo con la religion?

La religión ofrece salvación, iluminación, un lugar en el cielo. la religión enseña auto-perfeccionamiento: humildad, devoción, paciencia, fe. La religión nos exige un nivel de comportamiento que beneficia nuestras almas, nuestros cuerpos y nuestra sociedad. Me alegra que el judaísmo no sea una religión. Porque todo eso puede ser bueno, pero también puede ser que busquemos esos "ideales" por motivos narcisistas, para sentirnos orgullosos de nosotros mismos. En este sentido, la religión puede ser su propio peor enemigo.

La religión enfatiza la importancia de ser bueno, y de ser justo. Condena a aquellos que son malos y a aquellos que son incorrectos. Aquellos que practican una religión aspiran a ser perfectos. Si fallan pueden ser condenados, y si tienen éxito pueden volverse intolerantes con otros. Estoy contento que el judaísmo no sea una religión.

La religión invariablemente crea un sistema jerárquico, cuanto más religioso mejor, altamente santo. Menos religioso es menos, más bajo, más profano.

La religión quiere convencernos de que nuestra naturaleza es mala. Para ser buenos, se nos dice, debemos resistir nuestros impulsos naturales y reemplazarlos con otras virtudes mundanas, más puras, más "santas". La religión insiste en que no se puede ser "uno mismo" y ser "bueno" al mismo tiempo. Se debe, por lo tanto, sacrificar el "uno mismo" y elegir el "bueno". Estoy contento que el judaísmo no sea una religión. Freud, el padre del psicoanálisis, estaba al tanto de algo cuando confesó que estar desorientado por su propio judaísmo, potencial pero oculto.

¿Qué es entonces el judaísmo? Di-s nos dio determinados mandamientos, que de algún modo son necesarios para Él, y esenciales para Su eterno y vasto plan. Cuando uno cumple con una mítzvá (precepto) , está haciendo algo por Él. Algo que Él desea infinitamente, que Lo afecta eternamente. Lo servimos a Él, en lugar de ser servidos por Él. La oportunidad de servir nos provee un escape del egoísmo y del narcisismo, al ponernos un poco afuera de nosotros mismos. Tenemos, entonces, que el objetivo se focaliza en los hechos, más que en las personas. ¿Sos bueno? ¿Sos justo? Eso no tiene importancia. Aún cuando no sea del todo bueno, puedo hacer aquello que es verdaderamente bueno. Y cuando se practica una mítzvá, es como si se fuera bueno, más allá de qué y quiénes seamos. Y la gratitud por esta oportunidad de ser buenos trae verdadera alegría a la vida. Y así uno comienza a servir a Di-s con alegría. Por otra parte, cuando una persona se consagra a algo bueno y constructivo, como servir a Di-s, naturalmente busca que otros hagan lo mismo, pues sólo juntos es que se puede cumplir completamente Su plan. Y esto debe ser en un modo de cooperación, y no de competencia religiosa.

Igualmente significativo es el hecho de que nosotros nacimos para esas mitzvot. Di-s crea la vida de cada ser, para una misión. Y para los judíos, es nuestro verdadero ser cumplir las mitzvot, y no una negación del ser.

Las mitzvot, el judaísmo, no hacen a nadie religioso o piadoso. Simplemente llevan al reencuentro de lo más judío del judío, con lo más Divino de Di-s.

Las mitzvot son la máxima intimidad que podemos alcanzar con Di-s. Ellas expresan al judío que hay en cada uno. Cada mitzvá cuenta, y cada judío es precioso. Eso es judaísmo.

(extraído de la Revista Aieka)

Manis Friedman

jueves, marzo 07, 2013

Sobre el entierro de chavez.

E visto fotos del entierro de Chavez... según parece, algunos creen que si muchos te lloran, es porque algo bueno habrás hecho. Pues bien, otro personaje murió un 5 de Marzo, Stalin.

una foto del entierro de Stalin, mucha gente verdad ? Si. Pero cla
ro, los que no pudieron acudir fueron las 20 millones de personas que él se encargo de matar. Pero OBVIO, si mucha gente acudió al entierro, debe ser bueno.

La mierda tiene que ser un manjar.......millones de moscas no pueden equivocarse !

viernes, marzo 01, 2013

NASA Images AppStore

Me he bajado una ampliación para iOS en mi iPhone que se llama Space Images. Muy buena, se las recomiendo a todos los que quieran ver las maravillas del universo. Saludos